AGRICULTURA DE PRECISIÓN Y TECNOLOGÍA


 
El presidente de la Fundación Fomenta y Ex viceministro de Agricultura , Luis Arango Nieto, nos comparte una reflexión sobre cómo ha influido el crecimiento de población en la demanda de alimentos, lo que significa un reto que debe ser asumido por dos vías en el campo: Un aumento del área de siembra con responsabilidad sostenible y el uso de tecnología. 
 
Un dato importante es que según FAO hay en el mundo 7 países llamados a convertirse en despensas del mundo y Colombia es uno de ellos, lo que en cierta medida nos hace responsables de la comercialización y movimiento de la economía y alimentos tanto en el país internamente como en la exportación. Debemos tener en cuenta que según el censo rural, Colombia cuenta con 43 millones de hectáreas para uso agropecuario, pero en agricultura se usan 8,5 millones, el resto es ganadería, y la mayoría es extensiva. 
 
Por otro lado, Luis Arango nos cuenta que se calcula aproximadamente que 10 millones de hectáreas pueden ser mecanizadas, sin embargo, los cultivos mecanizados son solo 2,5 millones de hectáreas. Con esto Colombia tiene dos opciones: Aumentar el área de siembra con responsabilidad sostenible y utilizar tecnología agronómica y  de mecanización. 
 
Hoy en día el panorama ha cambiado, se contempla que con la ayuda de maquinaria y tecnología se logran resultados óptimos a través de la agricultura de precisión: que es una tecnología de información basada en el posicionamiento satelital y que consiste en obtener datos geo referenciados de lotes o maquinas, para así obtener un conocimiento de lo que sucede o puede suceder, es una herramienta muy útil y para ser más precisos, con esta se puede identificar las áreas con bajos rendimientos o con dificultades de fertilidad y así proceder a realizar algún tipo de tratamiento para mejorar el terreno, de igual manera para realizar fumigación y llevar un control de procesos e intervenciones frente al cuidado de los cultivos. 
 
Esto apenas es un abrebocas de lo que la tecnología nos ha complementado y ha sido un aliado para el campo, como herramienta para llevar un control y seguimiento; Pues antes, se sembraba con poca tecnología y el desempeño era más arduo de manera tradicional y artesanal. Actualmente gracias a esto, se recopilan datos que llevan a un análisis y posterior de solución inteligente, a través de algoritmos de computación gráfica y aprendizaje, lo que es un plus para mejorar la eficiencia en labores diarias, reducir costos, mejorar competitividad y sustituir importaciones.  

Los invitamos a leer el artículo completo en el siguiente enlace: https://www.portafolio.co/opinion/luis-arango-nieto/agricultura-mecanizada-y-tecnologia-551344

17 agosto, 2021

Suscríbete a nuestro
boletín informativo

Fomenta | 2019
X
Ir a la barra de herramientas